Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

TolucaCambiar

en esta sección

  • Hacer tu Cultivo en Casa

Hacer tu Cultivo en Casa

Nuestra ciudad está en constante crecimiento y con el gran desarrollo de los productos industriales no nos queda mucha oportunidad de consumir productos vegetales, ni muchos menos cultivarlos bajo nuestros propios esfuerzos.

Se llama Cultivo Biointensivo de Alimentos y tiene una gran ventaja, ya que se trata de un acercamiento general a la agricultura de pequeña escala. El primer paso para empezar a cultivar es conocer lo que necesitamos para tener una buena cosecha.

Debemos conocer los principios básicos de la preparación del suelo, la preparación de la cama, el abono, la composta y la forma en que hay que sembrar, trasplantar, regar y deshierbar, que son básicamente las mismas para todos los cultivos. Esto quiere decir que cuando alguien sabe cultivar cebollas, ya cuenta con muchos de los principios para sembrar jitomate, trigo, rábanos, árboles de manzana, etc.

Como sabemos, en Toluca, la mayoría de la gente vive dentro de la ciudad en grandes edificios departamentales o casas de dimensiones reducidas, por lo tanto lo que aquí aprenderán se ajusta a estos espacios, ya que se trata de una pequeña jardinera que puede caber en la azotea, cochera o patio de servicio sin ningún problema.

El principio de un huerto biointensivo se resume 8 pasos muy importantes:

1.       Preparar la cama de siembra con la doble excavación. Las medidas que se recomiendan son de 8 metros con 20 centímetros de largo x 1 metro con 20 centímetros de ancho y 60 centímetros de hondo.

2.       Hacer una composta para abonar el suelo. Para mayor información puedes consultar  el artículo “Cómo hacer composta” en esta misma sección.

3.       La siembra cercana. Esto es acomodar las plantas en nuestra cama de siembra de tal forma que quepan 4 veces más plantas, lo que quiere decir maximizar el espacio que tenemos.

4.       Asociar y rotar nuestros cultivos. Esto es el trato que hacen dos o más plantas para ayudarse y beneficiarse entre sí.

5.       Cultivo de carbono, es decir, sembrar plantas que además de alimentar nuestro cuerpo produzcan material seco para poder continuar con la composta.

6.       El cultivo de calorías. Sembrar plantas que produzcan mucho alimento en poco espacio como la papa, el camote, la yuca y el ajo.

7.       El uso de semillas de polinización abierta. Semillas nativas o llamadas criollas que nosotros podamos producir y seguir sembrando. No te compliques con semillas exóticas, piensa en la funcionalidad y la facilidad de producción.

8.       La integridad del método, la colectividad como acción principal. Debemos entender que estos principios funcionan si los utilizamos todos juntos.

Con este conocimiento general podemos dar el primer paso para construir nuestro huerto y a la vez tener una alimentación más balanceada.

En todo momento hay que disfrutar la experiencia de cultivar, podemos tomarlo como un distractor al intenso ritmo de vida que en muchas ocasiones llevamos, un medio que nos permita relajarnos. El hacer nuestro cultivo debe ser divertido y un medio sencillo para tener acceso a la naturaleza. Podemos disfrutarlo aún más si realizamos los trabajos con toda la familia o con nuestros amigos y vecinos.

Compartir estas alegrías con los niños es muy importante, ya que son ellos los que continuaran las labores y aprenderán a cuidar su mundo. Cultivar en conjunto implica que cada quien aprenda y comparta en la práctica y también que produzca para alimentarse.  

Si quieres tener más información consulta los artículos más específicos sobre estos temas y pasos en Infofácil Toluca.

José Montaño

 

 

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno